Economía Mexicana

La realidad económica que México debe enfrentar en este sexenio

realidad económica Mexicana

Durante la campaña de Enrique Peña Nieto, gran parte de su estrategia electoral se basó en atacar a los gobiernos panistas y la supuesta incapacidad de estos para sacar al país de la pobreza en la que se vive, sin embargo, poco o nada se habló de que como la administración de Vicente Fox y la de Felipe Calderón lograron obtener grandes positivos, encontrando una estabilidad macroeconómica a pesar del estado de incertidumbre en la economía mundial, con un crecimiento económico del 4% en 2012 mientras que Estados Unidos solo pudo obtener un 2% y Alemania un 0.7%.

Por supuesto, ahora después de los primeros seis meses de la nueva administración priista nos preguntamos, ¿donde han quedado todas esas críticas con respecto a la economía del país?, de todo se habla menos de la economía actual de México, la cual inevitablemente se tiene que comparar con el panorama económico alentador que habían heredado después de doce años de administración blanquiazul, con un crecimiento económico constante, bajas tasas de inflación y una notable estabilidad y solidez en materia económica con la que todos soñábamos años atrás.

La respuesta puede ser bastante simple, el Gobierno Federal prefiere que miremos hacia otro lado toda vez que las estimaciones actuales muestran que la economía mexicana ha entrado en un proceso de desaceleración en su crecimiento, muy por debajo de las expectativas que se tenían al empezar este sexenio, reduciéndolas del 3.5 al 3.1 por ciento y lo que es peor, el desempleo en el mes de abril ha llegado al 5.04% de la población económicamente activa, un 4.86% por encima de lo registrado en el mismo mes del año pasado, lo que en conjunto con una inflación de 4.65% –la más alta en 4 años según datos del INEGI– habla de un futuro más que incierto para las familias mexicanas.

Solo basta recordar cual fue una de las banderas de Enrique Peña Nieto durante su campaña política del año pasado: “Poner un freno al alza de la luz y la gasolina”, algo que evidentemente y de forma lógica no ha podido cumplir, ya que las tarifas eléctricas han tenido un aumento de 8.4% del pasado mes de abril al mes de mayo, el mayor porcentaje desde el 2011, y el caso de los combustibles no es mejor, ya que han aumentado en 22.2% respecto al último aumento registrado en el mes de noviembre del 2012.

La Bolsa Mexicana de Valores ha concluido el mes de mayo con un descenso de 1.60% y que sumado al resto del 2013 tendríamos en total una caída de 4.84%, algo que seguramente a los mexicanos podría no interesarles o no darle la importancia necesaria, pero que cuando volteamos a ver los datos que afectan de primera mano a las familias mexicanas el panorama no es diferente, encontrándonos una economía del hogar fuertemente lastimada debido entre otras cosas a que 69 de los 108 productos de la canasta básica han aumentado de precio en los últimos meses. Tan solo hay que recordar que la tortilla alcanzó un precio máximo de 15.5 pesos y que el huevo llegó a costar hasta 42 pesos, algo realmente alarmante si es que lo comparamos con los últimos meses del 2012, cuando este producto se mantuvo al rededor de los 29 pesos.

Es evidente que tanto Peña Nieto como el Secretario de Hacienda tienden a ser cautelosos en este sentido, y es que aunque ellos han reducido levemente su expectativa económica para este año, el sector privado no comparte la misma opinión y ya varios especialistas han tenido que ajustar de igual forma sus pronósticos, llegando a la conclusión de que no solo no llegaremos el 3.3% que ellos vaticinaban, sino que habrían reducido considerablemente sus estimaciones hasta llegar a considerar solo un 2.9% de crecimiento económico, por lo que las autoridades federales podrían estar cometiendo un gran error al minimizar la situación en la que nos encontramos y enfocar los reflectores hacia otros temas.

No se debe perder de vista el hecho de que Luis Videgaray necesita tener una mayor capacidad de reacción para poder afrontar las tempestades que se puedan dar dentro de la economía global en los próximos años. No estamos esperando que encuentren una receta mágica con la cual resolver todos los problemas económicos que aquejan al país, pero si deben de afrontar la realidad económica y no esconderse detrás de discursos gastados como el de “México sigue creciendo y generando empleos” –cuando no lo estamos haciendo al ritmo que deberíamos– y que de tanto repetirlo muchos mexicanos terminan por creerlo.

Deben de tomar el toro por los cuernos e implementar las medidas económicas necesarias para revitalizar las exportaciones del país, hacer una reforma energética acorde a nuestros tiempos e impulsar el desarrollo empresarial, todo esto como base fundamental para retomar el camino hacia esa estabilidad económica de la que hablé en un principio.

Juan Bueno Torio
Diputado Federal

1 Comment

  1. […] una realidad que durante los gobiernos emanados del PAN conocimos y vivimos un largo periodo de estabilidad económica; y qué decir de los últimos tres años de gobierno panista, cuando el PIB creció en promedio […]

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll to top