Más allá de discusiones y consideraciones técnicas, la mayoría de los mexicanos padecen los efectos de la crisis económica

Expectativa del PIB

Más allá de discusiones y consideraciones técnicas sobre cifras y datos que aportan y defienden la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el INEGI y el Banco de México, sobre el momento crítico que vive la economía mexicana que algunos califican de recesión y otros como estancamiento, la realidad en la consideración del Dip. Juan Bueno Torio es que “la gran mayoría de los mexicanos están padeciendo día con día el alza de los precios en los productos básicos, la casi nula inversión pública de los gobiernos federal y estatal, el cierre de micro, pequeñas y medianas empresas, la caída en los precios de los productos del campo, entre otros indicadores, lo que manifiesta que pese a anuncios optimistas de parte de las autoridades federales, el crecimiento de la economía mexicana se ha venido reduciendo sistemáticamente afectando seriamente el bolsillo de los mexicanos”.

Recordó el legislador cordobés que recientemente el INEGI reportó un pobre crecimiento de la economía del 1.8 por ciento en el primer trimestre de este año, lo que obligó a reconocer y limitar las expectativas para todo el 2014 que el Banco de México redujo de 3.3 por ciento estimado al 2.3 por ciento y la SHCP situó en 2.7 por ciento, pese a los anuncios triunfalistas de que el crecimiento sería casi al cinco por ciento.

Si bien algunas justificaciones manejadas por el encargado de las finanzas federales son ciertas en el sentido de la baja actividad económica reportada por Estados Unidos, el diputado federal consideró que “la pésima reforma fiscal instrumentada ha debilitado el mercado laboral interno, incentivado la informalidad económica y sobre todo creado incertidumbre y freno en los inversionistas naciones y extranjeros”.

Apuntó que otros datos que refuerzan la delicada situación que vive la economía mexicana es el reporte del Instituto Internacional para el Desarrollo Administrativo que bajó a México del lugar 32 al 41 en el Índice de Competitividad, y las estadísticas que demuestran que cuando tomó protesta el Presidente Enrique Peña Nieto, el 38 por ciento de los mexicanos consideraban que su situación económica era peor que la que tenían en 2011 y ahora esa cifra ha aumentado a 61 por ciento en 2014.

Reconoció que aunque hay razones externas que impactan el dinamismo de la economía mexicana, insistió que han sido principalmente las omisiones y errores del gobierno federal las que han influido de manera decisiva en esta delicada situación, por lo que instó a los encargados de la política económica-financiera del país a reconocer esas fallas e instrumentar inmediatamente políticas públicas que incentiven el mercado interno y generen condiciones de crecimiento y bienestar para la gran mayoría de las familias mexicanas.

Foto – El Economista

1 Comment

  1. Ramon Sanchez
    mayo 27, 2014

    Acertado el analisis y el comenario Juan, no dejes de insistir en que es no urgente, lo que le sigue que el Gobierno Federal asigne los recursos para sus proyectos de infraestructura de inicio y para todo lo demas en lo sucesivo y tambien que se salgan de su zona de confort y bajen a ras de piso a preguntarle a la gente que es lo que realmente esta viviendo, como le esta haciendo para sobrevivir y cuales son sus principales inquietudes. pero espontaneo, sin nada planeado, simplemente estar cerca de la gente. Saludos desde Còrdoba y estoy al pendiente de toda tu retroalimentacion.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll to top