Apoya PAN transformar a Pemex y CFE

Por considerar que la transformación de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad es necesaria y urgente, los diputados de Acción Nacional votaron a favor del dictamen de la Comisión de Energía que expide la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad; y reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público; y, la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas.

Durante la discusión de este tercer dictamen de los ordenamientos secundarios de la Reforma Energética, el diputado Rubén Camarillo Ortega, a nombre del Grupo Parlamentario del PAN, aseguró que con estas modificaciones, tanto en Pemex como en CFE, tendrán como principal objetivo la creación de valor económico e incrementar los ingresos de la nación con un sentido de equidad y responsabilidad social y ambiental.

Camarillo Ortega declaró que es ineludible la liberación de estos dos gigantes que hoy están atados a un régimen de un excesivo control gubernamental que los asfixia y que ha probado ser ineficiente y, en el mejor de los casos, corrupto y corruptor.

Asimismo, señaló el Legislador que se debe asegurar que dichas empresas cuenten con autonomía presupuestal, técnica y de gestión. También que el marco legal les provea una organización y gobierno corporativo, acorde con las mejores prácticas internacionales.

Adicionalmente, dijo, se debe establecer que las nuevas empresas productivas del Estado tengan un régimen especial en materia de adquisiciones, arrendamientos y obra pública.

“El mensaje constitucional es muy claro, Pemex y CFE deberán de actuar más como empresas que como entidades gubernamentales y eso es así con la apertura del sector hidrocarburos y el eléctrico, ambas empresas tienen el reto de estar preparadas para competir en igualdad de circunstancias con otras empresas privadas, de tal manera, que este paquete de leyes tiene como objetivo dotarles de este nuevo esquema para que tenga la suficiente libertad y flexibilidad para ajustarse a sus propias necesidades y a las del sector”, expuso el Diputado Federal.

Añadió que estos órganos no deben ser controlados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y mucho menos deben obedecer a la coyuntura política.

Por otro lado, continuó el diputado por Aguascalientes, un tema de fondo es asegurarse que en la transformación de estas instituciones se ponga énfasis en problemas enquistados por décadas, como es el de la corrupción. Para ello, se pretende dotarlas de herramientas que permitan combatirla.

Invitó a los legisladores de izquierda a poner especial atención en todos los beneficios que traerá a las paraestatales la reforma y a que, en lugar de descalificaciones, se presenten propuestas que la enriquezcan.

En su oportunidad, el diputado Juan Bueno Torio, al hablar a favor de la reforma, afirmó que dichas empresas seguirán siendo 100 por ciento del Estado Mexicano.

Agregó que el propósito del dictamen es transformar la realidad de éstas para que se conviertan en compañías competitivas ante el mercado y puedan enfrentar con éxito la competencia.

“Le quitamos del Presupuesto de Egresos de la Federación a la Secretaría de Hacienda las decisiones que se tomen en CFE y en Pemex y los pusimos en este dictamen, en las propias leyes de ambas empresas que ahora serán empresas productivas del Estado, cuyo objeto será agregar valor para el Estado Mexicano”, sostuvo el Diputado por Veracruz.

Por su parte, la diputada Raquel Jiménez Cerrillo al presentar reservas al dictamen en materia de pasivo laboral, indicó que después de la extinción de la Secretaría de la Función Pública no se ha establecido ninguna otra dependencia que realice las funciones de la antes mencionada.

“Hoy en día en la Ley de Petróleos Mexicanos se establece un Consejo de Administración cuya composición y las funciones de la misma quedan fuera de la observancia de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidos Públicos y de cualquier otro ordenamiento aplicable”, lamentó Jiménez Cerrillo.

La legisladora panista apuntó que la propuesta es que se anule el Artículo 30 de la Ley de Pemex para que se establezca que todos los integrantes del Consejo tendrán que regirse no bajo el régimen que establece la Ley, sino bajo el régimen de la Ley de Responsabilidades de los Funcionarios Públicos de este país.

Al presentar reservas que modificaron la fracción tercera del artículo 76 de la Ley de Petróleos Mexicanos; así como la fracción tercera del artículo 78 de la Ley de Comisión Federal de Electricidad, la diputada Elizabeth Oswelia Yáñez Robles resaltó que con la incorporación de los testigos sociales permitirá avanzar en la transparencia y legalidad en las contrataciones.

Destacó que “con esta modificación se busca que el Consejo de Administración tanto de Petróleos Mexicanos como de la Comisión Federal de Electricidad establezcan los casos que podrán contar con la participación de los testigos sociales en los procedimientos de contratación que realicen directamente o sus empresas productivas subsidiarias “.

Detalló que esta figura tendrá la responsabilidad de atestiguar los procedimientos de contrataciones públicas con el objetivo de que se logren las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad, financiamiento y oportunidad se refiere.

Yáñez Robles indicó que el testigo social en nuestro país ha sido motivo de reconocimiento a nivel internacional, porque representa una acción de vanguardia que ayuda a garantizar la transparencia en los procedimientos relevantes en la contratación pública.

Dijo que “tristemente” en el tema de contratación pública es donde más actos de corrupción se comete y advirtió que “si queremos combatir la corrupción debemos cuidar los procesos donde está el dinero y es precisamente en las licitaciones de Pemex y de CFE que se dan las contrataciones más cuantiosas del Gobierno federal”.

La legisladora señaló que a nivel internacional se ha determinado que la corrupción y la ineficiencia en la contratación equivale entre un 10 a 12 por ciento del importe total de la contratación, lo que equivaldría en nuestro país a alrededor de 100 mil millones de pesos anuales.

De ahí, dijo que “como legisladores tenemos la gran responsabilidad de crear leyes que combatan la corrupción y coadyuven a construir un gobierno honesto y democrático; que se someta en todo momento al escrutinio y evaluación de la sociedad, y que cuente con principios de honestidad, responsabilidad, eficiencia, transparencia y sobre todo que rinda cuentas. Por eso, esta es la importancia de la reserva que estamos presentando. “El testigo social es una herramienta más para reforzar la transparencia y la legalidad”, abundó.

La diputada Rocío Esmeralda Reza Gallegos afirmó que el PAN no está firmando ningún cheque en blanco, porque está convencido que el nuevo modelo para ambas paraestatales brindará al país la posibilidad de cumplir con los retos de las próximas generaciones. Dará resultados tangibles a los ciudadanos, dijo.

Reza Gallegos aclaró a la izquierda que Acción Nacional no le está dando el aval al PRI, sino a México. “El Partido Acción Nacional siempre ocupado en que haya transparencia en todas las acciones del sector público está a favor de adicionar esta figura de testigo sociales”.

“Quiero aprovechar también para reiterar que lo que estamos impulsando con este paquete de leyes secundarias sobre la Reforma Energética, es un nuevo modelo hacia un mercado libre de total de modernización con sustentabilidad, que debe estar acompañado de elementos que brinden transparencia y legalidad para el combate a la corrupción, y permitan un buen desarrollo para un mayor crecimiento en el país”, aseveró la legisladora por el estado de Chihuahua.

Durante la discusión de reservas en el tema de fortalecimiento de las empresas públicas del Estado, el diputado Juan Cáceres fue claro que al señalar que el respaldo del PAN a las leyes secundarias en materia energética se ha hecho con “un sentido de responsabilidad, y vamos a tener un costo y lo sabemos. Pero este país, necesita una reforma”, aunque a la izquierda no le parezca.

En el mismo tenor se pronuncio el diputado Germán Pacheco Díaz al señalar que al abrir el mercado energético se beneficiará a los mexicanos.

Dijo que se realizaron modificaciones a más de 800 artículos de la iniciativa del Ejecutivo, porque “los diputados del Partido Acción Nacional queremos unas empresas competitivas. Queremos un Pemex fuerte. Queremos una CFE fuerte. Por eso, queremos que gozarán de una autonomía técnica, operativa y de gestión”.

El dictamen de la Comisión de Energía que expide la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad; y reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal de las Entidades Paraestatales; la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público; y, la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las mismas fue aprobado en lo general por 331 votos a favor y 132 en contra, con cero abstenciones

Fuente – GPPAN


Tu puedes dejar un comentario, o trackback de tu sitio.

Una Respuesta to “Apoya PAN transformar a Pemex y CFE”

  1. […] a Pemex, mencionó que existe una crisis interna que se manifiesta que solo hay 9 y medio años de […]

Deja una respuesta

*