Intervención durante el dictamen de Comisiones Unidas de Salud y de Justicia relativo a la adulteración de bebidas alcohólicas

dictamen adulteración de bebidas alcohólicas

Tiene ahora la palabra, el diputado Juan Bueno Torio, del Grupo Parlamentario del PAN.

El diputado Juan Bueno Torio: Gracias, presidente. Muy buenas tardes, compañeras y compañeros. El Partido Acción Nacional también votará a favor del presente dictamen, porque sin duda es una demanda constante de la sociedad que protejamos a los jóvenes que van a los centros de consumo de bebidas alcohólicas, pero también es un precepto constitucional que debemos salvaguardar como Cámara de Diputados, precepto constitucional el que toda persona tiene derecho a la salud, y en la medida que se adulteran bebidas alcohólicas, en esa medida se está afectando la salud de millones de personas en nuestro país.

Existe una encuesta que nos indica que más de 20 millones de personas en México son altos consumidores de bebidas alcohólicas. Esto nos coloca en que verdaderamente es un problema de salud pública, pero también es un problema de seguridad pública.

Hemos conocido casos desafortunados en donde personas que ingieren este tipo de bebidas pierden la vista, pierden la motricidad, sufren daño cerebral y, en muchas ocasiones, incluso la pérdida de la vida. Por eso es importantísimo que en este dictamen apoyemos las sanciones que se están presentando.

Pero además de atender los problemas de la salud pública o de tratar de resolver el problema de la salud pública con sanciones, sin duda debemos solicitarle al gobierno federal y a los gobiernos locales que implementen proyectos o mecanismos de prevención para evitar el alto consumo de bebidas alcohólicas y con ello garantizar mejor desde el origen la salud pública de las personas.

Provoca también este problema efectos perniciosos en nuestra economía porque con la adulteración de las bebidas alcohólicas se trastoca el derecho de las patentes, el derecho de las marcas de las empresas o personas que producen conforme a la ley. Por un lado.

Por otro lado, si nosotros revisamos en la Ley de Ingresos cuánto estaremos ingresando por el IEPS a las bebidas alcohólicas, pues una cantidad igual no está ingresando a las arcas públicas porque este tipo de productos están en el mercado ilícito y no los controla nadie.

El hecho de elevar las penas no implica que por sí solo vayamos a eliminar la producción, la comercialización o la distribución de este tipo de bebidas pero sí de alguna manera inhibirá a más personas a que continúen en este mercado ilícito.

Tomar en consideración que pueden tener una pena desde seis meses hasta nueve años de cárcel, ya es un inhibidor importante, sobre todo porque no alcanzaría fianza para poder seguir haciendo sus fechorías.

La realidad, esto afecta los esquemas de competencia, afecta la imagen del país cuando muchos de estos productos adulterados salen a los mercados de exportación.

Por eso, compañeras y compañeros este dictamen al Código Federal de Procedimientos Penales y sobre la Ley General de Salud, que considera como delito grave y sanciona con multas desde 100 días hasta mil días de salario mínimo, es un elemento importante para ayudar a inhibir la producción y la comercialización, la adulteración, la alteración y la contaminación de bebidas alcohólicas y sobre todo, a aquel que a sabiendas que lo está haciendo, también las distribuye y las comercializa.

Con eso agradezco su atención y les invito a votar a favor del presente dictamen. Gracias.


Tu puedes dejar un comentario, o trackback de tu sitio.

Una Respuesta to “Intervención durante el dictamen de Comisiones Unidas de Salud y de Justicia relativo a la adulteración de bebidas alcohólicas”

  1. […] la reunión de las Comisiones Unidas de Energía y de Presupuesto y Cuenta Pública, el diputado Rubén Camarillo Ortega, a nombre del GPPAN, estableció que el acompañamiento que […]

Deja una respuesta

*